Según la RAE meditar es “pensar atenta y detenidamente sobre algo”. En el día a día, de forma literal, hay momentos que lo hacemos. Sin embargo cuando hablamos de Meditación, nos referimos a algo más trascendental. La meditación es una herramienta milenaria para alcanzar la claridad de mente y relajación para afrontar la vida y tomar decisiones con sabiduría y desde el bienestar y la calma. Si quieres iniciarte, lo recomendable es comenzar por una meditación guiada, aquí te damos las claves.

Vivimos en un mundo hiperconectado, con infinidad de información e interacción con personas, entornos, grupos. Desde que abrimos los ojos hasta que nos acostamos nuestra atención se dispersa y se centra – y no concentra- en muchas cosas, pero no siempre logramos poner el foco adecuado en lo que queremos, ni logramos una atención plena. ¿Conectas contigo mismo, con tu interior, y sabes cómo te sientes? La meditación te ayudará a reducir los niveles de estrés y ansiedad además va a potenciar tu creatividad.

TIPOS DE MEDITACIÓN Y TIEMPOS

Es fundamental reservar tiempo para centrarte en la meditación, sin abstracciones, con desconexión. Aunque también existe la meditación express que da unas pautas para que en cualquier lugar, o momento, puedas dedicar 60 segundos a la meditación a través de la respiración. En este artículo nos centraremos en la meditación guiada y más extensa.

Monje budista meditando
Monje budista meditando

Hay 9 tipos de meditaciones: la budista (presente), vipasana (observación), zen (respirar), toglen (conectar con el sufrimiento), dzogchen (poder interior), mantra (cantos y vibraciones), kabbalah (acercamiento a Dios), chakra (mejora los flujos energéticos) y transcendental (liberar la mente). Tras una iniciación en las técnicas, después cada persona enfocará su meditación al tipo que necesite.

La ciencia Yóguica dice que según los tiempos se consiguen distintos beneficios:

3 minutos : Afecta a la circulación y el campo electromagnético.
11 minutos : Cambia el sistema glandular y nervioso.
22 minutos : Equilibra y coordina las tres mentes (positiva, negativa y neutral) .
31 minutos : ¡Afecta a todas las células y ritmos del cuerpo y todas las capas de la proyección de la mente!
62 minutos : Cambia la materia gris del cerebro. Se integra el subconsciente «mente sombra» y la proyección exterior.
2 h y media : Contiene el nuevo patrón en la mente subconsciente de la mente universal.

Por supuesto, es necesario meditar con una frecuencia determinada mínima para poder interiorizar los beneficios: 40 días: para cambiar un hábito; 90 días para reafirmar ese hábito; 120 días: interiorizado ese nuevo hábito. 1.000 Días: ¡te haces maestro del nuevo hábito!

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

Son muchos, para empezar ganas una capacidad de concentración y abstracción no aplicada jamás. En una meditación frecuente el cuerpo y la mente son sabios, y quedan educados como otra rutina más (lavarte los dientes, tomar ducha diaria,..) se aprende a hacerlo insconscientemente, y a pensar de una forma positiva.

Educación de la mente: estamos moldeando la forma de pensar, limpiándola de los elementos que la estresan- o aprendiendo a ignorarlo- y visualizando lo que de verdad queremos en la vida (salud, amor, felicidad,…) por lo que fomenta nuestra creatividad. Porque en una meditación guiada, vamos visualizando todo lo que nos van pidiendo.

Cabeza con colores como pensamientos

Autoconocimiento: irás descubriendo sentimientos y pensamientos en ti que salen a la superficie, además mejoras la percepción y memoria. La meditación contribuye a un mejor sistema inmunológico, y esto puede resultar lo más chocante, pero el estrés perjudica nuestro organismo, entonces todo lo que sea eliminarlo, mejorará nuestro cuerpo.

Tolerancia a la adversidad o al dolor: al educar la mente en apartar los pensamientos negativos, esto nos dará una actitud distinta ante los problemas, sabiendo diferenciar el foco que queremos darlo.

MEDITACIÓN GUIADA EN CASA

Elige qué día y en qué momento vas a meditar y busca un lugar donde estar tranquilo, sin distracciones y con buena ambientación. Cierra los ojos y busca una postura cómoda para tu cuerpo. Concéntrate en la respiración. Mantén el silencio y trata de concentrarte en un punto que te relaje.

Normalmente para comenzar es más fácil y productivo hacer la meditación guiada con un maestro o una voz que te vaya guiando. Por ejemplo, participé en unas sesiones de meditación individual desde casa, sobre la Abundancia. Consistía en gestos de reflexión para atraer la abundancia a tu vida, pero no en un plano meramente material sino un significado más completo como alcanzar la salud sin límites, felicidad, amor infinito, prosperidad… La meditación es toda una disciplina, ¡para bien!

Si te interesa iniciarte, te sugiero buscar la actividad entre las muchas que se ofrecen aquí en los Channels online de Andjoy, reservar tu clase, y conectarte desde un ordenador o móvil. Además si te registras en Andjoy puedes realizar más actividades disponibles en channels de más actividades y ejercicios, por ejemplo yoga, pilates, zumba. Una manera de iniciarte en una actividad con toda la flexibilidad por si después no quisieras continuar algo y prefirieras probar más planes!

STYLE 4 LIFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *