Este verano ¡aún en vigor! estamos aprovechando más que nunca la península ibérica para las vacaciones y para descubrir grandes lugares, sin necesidad de aviones ni salir a lejanos destinos La raya, esa antigua frontera de Portugal con España goza de lugares para una escapada perfecta y sin irse muy lejos. Hoy hablamos de un hotel situado en la raya con la provincia de Cáceres, en su primer villa que es Termas de Monfortinho.

Termas de Monfortinho es una villa balneario de Portugal con poco más de 300 habitantes. Conocimos esta localidad hace apenas dos años, al visitar y realizar tratamientos en el balneario igualmente llamado Termas de Monfortinho. Y en esta ocasión hemos podido experimentar el estupendo hotel casi oculto:  Fonte Santa.

EL GRAN HOTEL EN TERMAS DE MONFORTINHO

Tendemos a imaginar los hoteles o resorts más paradisíacos al lado del océano. Pues esta vez no es así y os aseguro que la experiencia es de lo más placentera por el entorno y el clima.

Escalinata Hotel Fonte Santa
Escalinata Hotel Fonte Santa

El hotel Fonte Santa, en Termas de Monfortinho, construido en los años 50 es un oasis de bienestar especialmente en el verano. Al llegar a él, tras acceder al recinto por un camino privado rodeado de bosque, notas que estás empezando a desconectar del “mundanal ruido”. El hotel, con fachada blanca y revestimientos de piedra, me recuerda mucho a los hoteles de Taormina (Sicilia), con escalinata de piedra para bajar a la piscina, y la colocación paradisíaca de la misma desde la que admirar el paisaje.

 

Una piscina que emula a los resorts tropicales, con una infinity pool en una de sus zonas, es ideal para refrescarse y tomar el sol. Está rodeado por una frondosa vegetación desde la que se divisa a lo lejos España y la sierra. Por cierto, estuvimos en una fecha de mucho calor- ola de calor en España- pero aquí el clima era perfecto.

piscina Hotel Fonte Santa
Infinity pool

LA GASTRONOMÍA Y RESTAURACIÓN

Fue de lo más agradable cenar en la terraza del restaurante con las vistas de la gran piscina, su bosque y la sierra. Disponen de una carta con comida de la región y menú de degustación además de una extensa carta de vinos de Portugal.

Si por el contrario optas por cenar en el interior del hotel tiene unas acogedoras estancias.  Con un salón de suelo rústico y azulejos portugueses, está especialmente decorado con piezas de arte y sofás confortables.

Es un hotel con el certificado Clean&Safe que otorga Turismo de Portugal para garantizar que se cumplen las medidas de seguridad anti covid19. Una de las medidas a la hora de tomar el desayuno, es que sigue estando el fabuloso buffet de productos pero éstos son servidos individualmente por un camarero que escoge los productos que el cliente le pide – evitando así el contacto con más personas.

Por la noche reina la calma, el único ruido de fondo que puedes escuchar desde la habitación son

Balcón del hotel
Balcón de la habitación

los grillos o los cucos. Las habitaciones tienen balcón por lo que puedes contemplar el cielo estrellado durante la noche…¡Un hotel joya escondido en la raya, que no defrauda! Más información del hotel Fontesanta aquí

 

 

 

 

 

STYLE 4 LIFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *