El pasado 22 de mayo se reestrenó Jesus Christ Superstar, un esperado regreso de un clásico de los musicales. Tras un aclamado éxito en 2018, Jesus Christ ha vuelto unos días a Madrid para volver a mostrar que el tema Jesucristo no pasa de moda. Y su propio protagonista sigue llevando la voz cantante. El mismo Ted Neeley, que protagonizó la película en 1973, interpreta de nuevo su mesiánico papel, sobre el escenario del teatro Edp de Gran Vía. El guión de Tim Rice, es dirigido ahora por Massimo Romeo Piparo. Jesuscristo no pasa de moda.

Una historia de la que el público ya sabe su comienzo y su final, pero la puesta en escena revela a unos personajes en realidad desconocidos. El personaje de Judas es co-protagonista y desde el principio hace una gran interpretación. Refleja una mezcla de envidia, rebeldía y admiración por JesuCristo. Una indecisión e incertidumbre. Una traición y a la vez arrepentimiento. Una confesión al público y a la vez un intento de justificación de su actuación sin un motivo aparente. Una muestra de como el ser humano y en grupo, como animal gregario, puede ser el peor enemigo del hombre y del inocente… Judas y los apóstoles llevan atuendo hippy.

Judas preferiría que la revolución de Cristo fuera una revolución armada, una lucha contra el sistema, sin entender así el mensaje de pacifismo que su maestro le daba. La escena del suicidio de Judas y los cuervos es aterradora y recuerda el dramatismo de la historia en medio de una representación musical y coreográfica.

Los personajes tienen mucha intensidad, y una contemporaneidad interesante. María Magdalena y su relación con JesuCristo y con el resto de apóstoles pone de manifiesto la revolución que supuso el personaje de Jesucristo en una sociedad como la judía hace dos mil años. Jesucristo fue posiblemente el primer hombre feminista de todos los tiempos, tratando con amor y de igual a igual a Magdalena, mujer, y repudiada por su forma de vida por todos los demás. María Magdalena viste con el exotismo de Oriente y con una imagen más sensual que el resto de personajes.

JESUS CHRIST Superstar

Caifás, el sumo sacerdote judío delibera sobre el futuro de JesuCristo y tiene claro su plan desde que comienza a oir acerca de la revolución de amor que este mesías promueve. Para Caifás «…conviene que muera uno solo por el pueblo y no perezca toda la nación». Las vestiduras de los sacerdotes, negras y poderosas infunden temor y oscurantismo.

El gobernador Poncio Pilato y su lavado de manos es el mejor ejemplo de la indiferencia y falta de asertividad en la sociedad. Ver una injusticia y no hacer nada por frenarlo por evitar problemas mayores, no salir de la zona de confort. O peor, dejar que las consecuencias continúen. Así es como JesuCristo llega al siguiente personaje, Herodes, por la inacción de Poncio Pilatos que prefiere que sea otro el que decida. Herodes, un extravagante rey que no disimula su curiosidad por Jesucristo es representado como  un personaje ridículo y caprichoso. Tampoco éste quiere ser el ejecutor directo sino que prefiere dar voz al pueblo y crear espectáculo dejando la vida de un hombre inocente en manos de una multitud enardecida.  La estética drag-queen quiere simbolizar la extravagancia y sensacionalismo buscado por esta figura de Herodes.

El protagonista, JesuCristo, tiene esa dulzura que predican de él en las escrituras, e irradia esa paz en los que le acompañan, arrastrando a multitudes tras de sí. Hay momentos en los que se sincera como hombre, y exhibe sus propios temores, su resignación y cansancio ante tanta incomprensión de la sociedad. Pero arrastrar a multitudes, para bien o para mal, puede tener un precio muy caro. Ted Neeley con una desgarradora voz, sobre todo en su canto final en la cruz, suena con una potencia invariable a pesar de los años del personaje.

Pero la historia acaba con risas, aplausos y emociones. La sorpresa del final levanta de sus butacas a los espectadores. Creyente o no creyente seas, algo mesiánico tiene este musical, estoy segura de que va a tocar un pedazo de tu corazón. Sólo hasta el 9 de junio no te lo puedes perder. De la mano de Smedia, entradas a la venta en ticketea by Eventbrite.

Pilar

STYLE 4 LIFE

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *