¿Te gustan los spas y la relajación pero no sacas tiempo para ir a alguno, o te da mucha pereza? Pues tendrías que regalarte más momentos de bienestar. Convierte tu cuarto de baño en tu templo de la relajación siguiendo estos 5 sencillos pasos para un Spa en casa:

1) Llena tu bañera de agua caliente y añade una pompa efervescente o si prefieres puedes verter un chorro de aceite hidratante para baño de efecto lácteo. En particular yo uso Gestuelle d’eau de Jeanne Piaubert, cuando lo viertes el agua se torna blanca y ¡te sentirás como Cleopatra con sus baños de leche de burra!

Bañarte como Cleopatra en leche es posible

2) Ambienta el lugar con velas perfumadas y luz más tenue. Pon música que ayude a la relajación. Puedes ayudarte poniendo música de Yoga y Meditación, o música instrumental china. Si eres algo más freaky con esto, puedes ponerte algún cd de mantras y decorar con algún busto de Buddah el baño.

Los complementos en el baño, crean ambiente

3) Por descontado es necesario que abandones los teléfonos, ipads o laptops dejándolos en silencio y lejos de ti. Una vez dentro del agua sumérgete bien y concéntrate en la geografía de tu cuerpo, aprecia su tersura en el agua caliente y provoca olas en tu bañera meciendo tu cuerpo. Relájate.

4) Mantente alerta con la temperatura. Al ser un baño muy caliente la bajada de tensión en tu cuerpo podría hacer que te desvanezcas levemente. Para evitar esto, abre el grifo de agua fría´ cada cierto tiempo, y mójate la cara y extremidades. El contraste frío-calor es muy beneficioso para la salud.

5) Aprovecha para hacerte los peelings y rituales de belleza que entre semana no tienes tiempo de hacer. A mí me gusta para el cuerpo la sal Rejuvenating himalayan Ayurveda de Rituals.

Exfolia tu pielO puedes usar el tradicional jabón negro de los hammam árabes Charme d’Oriente al eucalipto. Si quieres además mimar tu cabeza al estilo oriental, tienes mascarillas de aceite de argán y arcilla, con el único inconveniente de que mancha de marrón todo.

Date todo el tiempo que quieras, saldrás muy relajada, y después al secarte dedica tiempo a aplicarte todas tus lociones hidratantes, o aceites revitalizantes, antioxidantes y mucho más- como los de Weleda.

Esa noche procura no irte tarde a la cama y aprovechar el efecto spa relajante…¡dormirás como un bebé!

Pilar

STYLE 4 LIFE

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *